• Llámenos: +55 5017 5606     Lun - Vie: 9.00 am - 6.00 pm.
  • update-knowledge.jpg

    La experiencia y el conocimiento no valdrán nada mañana

    La “depreciación del conocimiento” es un fenómeno que ocurre todos los días y de forma acelerada pues implica que “muchos de los conocimientos adquiridos se pueden volver obsoletos en el corto plazo, por lo que es imperativo reinventarse continuamente” esto debido a la incorporación de nuevas tecnologías como inteligencia artificial, robótica, nuevas formas de comunicarse y comercializar, blockchain, criptomonedas, etc.

    Esta devaluación de los conocimientos y la experiencia impacta a personas y por ende a las empresas. Ejemplos de esto son: Kodak, líder de la industria fotográfica que siendo víctima de la disrupción, tardó 15 años en adaptarse a la transición a la fotografía digital. Mientras esto paso otras marcas, nuevos modelos de negocio, aparición de nuevas funcionalidades fueron los encargados de la precipitosa caída en ventas y presencia de mercado que esta empresa tuvo antes de replantear su estrategia.

    Otros ejemplos son Uber, AirB&B, Tesla. quienes necesitaron menos de 15 años para superar a los jugadores tradicionales. Hoy día los tiempos se han acortado de tal forma que es mejor adoptar la revolución 4.0, que reaccionar ante ella.

     

    El término “futuro” hoy es sinónimo de “corto plazo” gracias a la acelerada evolución que vivimos y que provoca un nuevo ritmo de trabajo.

     

    Enfrentamos una acelerada depreciación del conocimiento.

    Estas son algunas formas en las que se ha documentado se provoca la devaluación del conocimiento:

    • El grado de obsolescencia tecnológica impulsada por la innovación. Ante los cambios tecnológicos, la innovación ya no es una opción, sino el camino a seguir. Pero, al parecer, muchas empresas mexicanas aún no atienden el llamado.

    En el país, sólo dos de cada diez directores de empresas piensan que la disrupción de un nuevo modelo de negocio le va a afectar. Mientras que a nivel global, a cinco de cada diez les preocupa,

    • La rotación de personal clave en las empresas pues son poseedores del ‘stock’ de conocimientos desarrollados o aplicados al modelo de negocio vigente creando una alta vulnerabilidad al desarrollo y retención del conocimiento.
    • Propiedad del conocimiento, el fenómeno de transferencia del conocimiento es un fenómeno que se da en entornos en los que quien sabe más, suele tener mayores probabilidades de sobresalir y sobrevivir, por tanto limitar o evitar compartir el conocimiento se vuelve la principal arma  para mantener su único diferenciador. En algunos casos, las economías bajo este modelo, adoptan ideas o desarrollos de otros lugares pero no es que sean especialmente semilleros de investigación, innovación y desarrollo.
    • Acceso al conocimiento. La disponibilidad de información y conocimiento actualizados no es la misma para todas las personas, ya sea por las fuentes, el costo de acceso a la información o el propio interés en estar actualizados. El conocimiento adquirido de la experiencia puede ser básicamente más susceptible a la depreciación que otros tipos de conocimiento. El clásico “aprender haciendo” es más propenso a devaluarse porque es menos probable que la experiencia en la producción sea codificada en actividades de investigación y desarrollo.

    Aún muchas empresas consideran la experiencia como el principal factor que puede dar a un candidato el puesto de trabajo, pero las constantes disrupciones en los negocios y en el mundo hacen que este elemento pierda más peso. Lo mismo ocurre con las empresas, que por años pudieron dominar en su segmento, pero de repente se ven en jaque por los cambios tecnológicos.

    • Digitalización del conocimiento, o conocimiento light. Evidentemente la digitalización de la información es un fenómeno actual que ha marcado una nueva era en la evolución humana. Internet, redes sociales, tutoriales de youtube, etc. son fuentes de información y conocimiento especialmente utilizados por la “generación Z”. Sabemos que la fiabilidad de la información que existe en dichas fuentes no es del todo cierta y en el mejor de los casos, dicho conocimiento es escaso o sesgado y muchas decisiones hoy día se rigen por este tipo de conocimiento gracias a su facilidad de acceso.

    ¿Cómo actuar ante este escenario?

    No hay una sola industria que no vaya a ser impactada de manera importante por la disrupción. Ya sea en sus sistemas de distribución, producción, comercialización, o por un tema reputacional, pero no habrá ninguna industria que no sea afectada, lo preocupante es que algunos empresarios comentan “Este tema no me afecta a mi empresa”

    Indudablemente existe un exceso de confianza al respecto, muestra de ello es que, según la encuesta hecha a más de 1,000 directivos de empresas globales, sólo 3 de cada 10 C.E.O.´s mexicanos están preocupados de que nuevos factores estén penetrando en sus modelos de negocio, mientras que en el promedio global, 7 de cada 10 están inquietos por esta cuestión y sólo 2 de cada 10 empresarios, están trabajando en un tema de disrupción, contra 5 de cada 10 en el promedio global.

    Es importante y trascendente que los empresarios analicen y entiendan cómo su industria está siendo afectada y, que la innovación no vendrá de afuera ni de ningún colaborador, sino que tiene que originarse desde adentro. También es relevante que se fomente la actualización y adopción de conocimientos disruptivos y vigentes a través de capacitación continua y su inmediata aplicación dentro de las organizaciones. Por último, aceptar el cambio como una constante de evolución en lugar de estancarse en la seguridad que temporalmente provee el control de los modelos tradicionales.

    Arturo González E.
    Autor

    Arturo González

    Integrante del Comité Técnico Nacional de Finanzas Corporativas IMEF
    Asesor de empresas, coach de empresarios y consultor financiero especializado en estrategia de negocios y finanzas corporativas.

    agonzalez.avalon-bi.com

    Etiquetas: Innovacion conocimiento rotación de personal

    Avalon Consultores
    • Av. Sta Fe 505, Piso 1 -2B
      Santa Fe, 01219 CDMX, México
    • Tel: 52 55 5017 5606
    • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.